¿En qué consiste la operación de juanetes y dedos en garra y/o martillo?

Operación de Juanetes

juanete detalle clínica san román operación de juanetes

Es una deformidad progresiva y compleja que afecta a la parte delantera del pie. Los signos más evidentes son la desviación del dedo gordo y la protuberancia ósea a nivel de la articulación del primer dedo del pie

Existe un gran porcentaje de la población que presenta deformidades de los dedos del pie, especialmente los juanetes y dedos en garra y/o martillo. Esto explica porque son el motivo de consulta principal de los podólogos.

Normalmente la deformidad del juanete causa la desviación del primer dedo del pie sobre los otros dedos, produciendo a su vez que éstos de deformen. En otras ocasiones, los dedos en garra o el juanete se pueden desarrollarse de forma independiente.

El tipo de calzado, la estructura del pie, traumas o lesiones previas así como enfermedades inflamatorias pueden producir el desarrollo de estas deformidades en los dedos.

Para poder entender las deformidades en los dedos es necesario explicar que a excepción del dedo gordo del pie que está compuesto los dos huesos o falanges, el resto de dedos o dedos menores están formados por tres falanges, proximal, media y distal.

Las uniones entre huesos forman articulaciones y finalmente, los dedos se mueven gracias a los tendones extensores y flexores de los dedos.

 

¿Qué son los dedos en garra y/o martillo?

dedos en garra detalle clínica san román operación de juanetes

Las articulaciones afectadas se van deformando progresivamente hasta llegar a ser rígidas y con luxación de la articulación

Los dedos sin deformidad están en posición neutra, sin embargo cuando éstos están sometidos a presiones continuas o existe alguna alteración anatómica o déficit neurológico , se produce un desequilibrio entre las estructuras tendinosas, ligamentosas y musculares causando una deformidad.

El juanete o hallux valgus produce la desviación del dedo gordo hacia el segundo dedo causando presión y deformidad en éste.

Las deformidades en los dedos se denominan en garra, martillo o cuello de cisne en función de la articulación que esté afectada.

El dedo en garra de produce cuando se produce una flexión dorsal de la falange sobre la articulación metatarsofalángica (unión del metatarsiano con la falange proximal) y una flexión de las articulaciones interfalángica proximal y distal.

El dedo en martillo se produce cuando se existe una flexión anormal de la articulación interfalángica medial.

Finalmente el dedo en mazo se produce cuando el dedo está en una posición neutral, a excepción de la articulación interfalángica distal que esta en flexión.

Dedos en garra y/o martillo

Las deformidades en los dedos suelen pasar desapercibidas en etapas iniciales cuando la deformidad es leve y flexible, es decir que los dedos se acomodan al zapato sin producir dolor.

Estas deformidades se agravan con el tiempo volviéndose rígidas y llegando a luxarse. En esta etapa, los dedos en garra producen dolor por deformidad y metatarsalgia (dolor en la parte plantar distal del pie).

Las etapas de los dedos en garra y/o martillo se definen por el grado de rigidez y deformidad que van adquiriendo con el tiempo:

  • Dedos en garra y/o martillo flexibles: existe deformidad del dedo pero ésta se corrige completamente cuando apoyamos el pie sobre el suelo o realizamos una presión manual.

 

  • Deformidad por dedos en garra y/o martillo semirrígidos: existe deformidad del dedo pero ésta no llega a corregirse completamente cuando apoyamos el pie sobre el suelo o realizamos una presión manual.

 

  • Dedos en garra y/o martillo rígidos: cuando el dedo presenta una deformidad severa y rígida que además es dolorosa con el calzado habitual.

El especialista del pie o podólogo, mediante una exploración física del pie podrá realizar una diagnóstico con precisión del tipo de deformidad de los dedos que el paciente presenta. Normalmente, los dedos en garra flexibles o en etapas iniciales, al realizar una presión con plantar del pie, se observa como el dedo se estira y la deformidad desaparece.

Sin embargo, cuando la deformidad no desaparece, estamos ante unos dedos en garra y/o martillo rígidos con deformidad avanzada. En éstos casos, el único tratamiento definitivo es la operación o cirugía mínima invasiva del pie.

Es importante recordar que los juanetes tienen un impacto directo sobre las deformidades en los dedos. Por éste motivo, se debe corregir cuando antes el juanete para evitar así deformidades en los dedos que requieran tratamientos quirúrgicos más complejos y dolorosos.

¿Por qué se producen los dedos garra y/o martillo?

Los dedos en garra y/o martillo se producen por una alteración anatómica o déficit neurológico que causa un desequilibrio en las estructuras musculares y tendinosas que causan la deformidad del dedo. Este deformidad se agrava con paso del tiempo y suele estar relacionada con varios factores:

  • Los juanetes producen una inestabilidad y deformidad del dedo gordo del pie que afecta indirectamente y con el paso del tiempo a los otros dedos causando deformidad en garra y/o martillo.

 

  • Tipo del cazado. Los zapatos de tacón alto y punta estrecha causan el amontonamiento de los dedos en un espacio muy justo.

 

  • Traumatismos y lesiones previas. Lesiones o cirugías previas del pie que haya habido alteraciones o lesiones en las articulaciones del pie pueden producir deformidades en garra y/o martillo en los dedos.

 

  • Alteraciones hereditarias de las estructuras musculares de los dedos pueden causas inestabilidad y posterior deformidad de los dedos.

Asimismo, existen varios factores de riesgo para el desarrollo de los dedos en garra y/o martillo:

  • Edad. El riesgo de desarrollar dedos en garra y/o martillo aumenta con la edad.

 

  • Sexo. Las mujeres tienen más probabilidad de desarrollar dedos en garra y/o martillo que los hombres.

 

  • Longitud del dedo. El pie griego que presenta un segundo dedo del pie más largo que el primero tiene más riesgo de desarrollar dedo en garra y/o martillo.

 

  • Enfermedades inflamatorias o incluso la diabetes tienen más probabilidades de desarrollar deformidades en las articulaciones del pie.

¿Qué relación existe entre los juanetes y los dedos en garra y/o martillo?

El juanete o hallux valgus puede ser diagnosticados inicialmente a simple vista, se observa como una deformidad o protuberancia en la parte medial del pie, más o menos a nivel del dedo gordo. La desviación del dedo gordo que produce el juanetes debe de ser tratada cuanto antes, pues de los contrario el dedo no solo llegará a subluxarse sino que también causará deformidades en los otras dedos.

La desviación del dedo gordo produce una presión excesiva y continua sobre el segundo dedo causando un desequilibrio de la musculatura intrínseca y extrínseca de dedo que finalmente se deforma en garra y/o martillo.

El mejor tratamiento de los dedos en garra es el preventivo, por éste motivo cuando un paciente presenta una deformidad de juanetes o hallux valgus, debe acudir al especialista del pie o podólogo para corregir esta deformidad lo antes posible para solucionar los juanetes y reducir la probabilidad de deformidad de los dedos en garra y/o martillo.

Sin embargo cuando el paciente ya presenta una deformidad de dedos en garra y/o martillo debe de acudir al especialista del pie o podólogo para realizar una valoración. En etapas iniciales puede ser suficiente con unas plantillas ortopédicas a medida y ortesis de silicona, y en casos más severos, realizar una cirugía mínima invasiva para la corrección de los dedos en garra poder ser la mejor opción.

Cirugía de juanetes para evitar los dedos garra y/o martillo

Los juanetes pueden ser leves, moderados y severos. En éstos últimos, la protuberancia ósea suele estar acompañada de una desviación del dedo gordo que suele afectar al segundo dedo llegando a deformarlo.

Es estos casos, es muy importante realizar la cirugía para corregir los juanetes y así evitar la deformidad de los dedos en garra y/o martillo.

La cirugía de juanetes por técnica mínima invasiva o percutánea puede ser una opción para corregir los juanetes definitivamente y prevenir el desarrollo de dedos en garra y/o martillo.

Dependiendo del grado de deformidad de los juanetes se puede realizar dos técnicas mínimamente invasivas para la corrección de los juanetes

 

Cirugía de juanetes o hallux valgus leves sin fractura (sin osteotomía):

La cirugía mínima invasiva o percutánea permite la resección simple de la deformidad ósea del juanete, la cual conlleva un postoperatorio de 7 días sin apenas molestias y con plena movilidad.

Se realiza con anestesia local y no requiere ningún tipo de tornillo ni clavo. Esta cirugía debe ser realiza por especialistas del pie con gran experiencia con estas técnicas y con una aparatología e instrumentación especial.

Cirugía de juanetes o hallux valgus moderado-severo con fractura (con osteotomía):

En casos más avanzados de juanetes donde existe una importante desviación del dedo gordo que puede o no afectar al segundo dedo, se debe realizar la resección de la protuberancia ósea del juanete y la corrección de los ángulos correspondientes. En los casos donde además haya deformidad de dedos en garra y/o martillo, se deberá realizar su corrección en el mismo acto quirúrgico.

Es posible realizar todos estos procedimientos con técnica mínima invasiva o percutánea sin necesidad de utilizar tornillos ni clavos, tanto para la corrección del juanete como para los dedos en garra y/o martillo.

El postoperatoria de esta cirugía suele ser de 40 días, durante los cuales el paciente está caminando desde el primer día con ayuda de un zapato post-quirúrgico especial para estas técnicas.

Se debe acudir al especialista o podólogo para realizar un estudio completo del pie que suele requerir, exploración física del pie y miembros inferiores, radiografías digitales, estudio computarizado de la pisada y finalmente, una ecografía vascular de miembros inferiores.

El especialista deberá explicarle de una forma clara y precisa  la mejor opción quirúrgica dependiendo no sólo del grado de deformidad sino también la edad del paciente y sus enfermedades asociadas. Finalmente, una vez el paciente haya entendido el procedimiento podrá tomar una decisión sobre la cirugía.

Cirugía correctora de dedos en garra y/o martillo

Existen diversas técnicas quirúrgicas para la corrección de los dedos en garra y/o martillo dependiendo del grado de deformidad.

La cirugía mínima invasiva o percutánea suele ser la mejor opción siempre y cuando sea realizada por cirujanos con gran experiencia. En ciertos casos, puede ser necesario técnicas abiertas para obtener mejores resultados. En general, se puede realizar:

  • Artroplastia: consiste en quitar la parte del hueso que causa la deformación, manteniendo cierto grado de movilidad y consiguiendo un acortamiento del dedo.

 

  • Artrodesis: consiste corregir la desviación del dedo mediando la fijación de la articulación en la posición neutra.

 

  • Cirugía plástica digital o “pies de cenicienta: en algunas ocasiones puede ser necesario el acortamiento de algún dedo de unos pocos milímetros para obtener un pie proporcional que queda en el calzado habitual.

 

  • Asimismo se pueden combinar estos procedimientos con otras técnicas para conseguir una mejor alineación de los dedos y eliminar la metatarsalgia que con frecuencia presentar los paciente con dedos en garra y/o martillo.

Es importante acudir al especialista del pie o podólogo para realizar un estudio completo y así poder ofrecer un tratamiento personalizado a cada paciente.

Postoperatorio de la cirugía de juanetes y dedos de garra y/o martillo.

La recuperación de la operación de juanetes y dedo dedos en garra y/o martillo con cirugía mínima invasiva o percutánea es de 40 días cuando se realiza fractura (osteotomía), y de 7-14 días cuando no requiere fractura.

Durante todo el periodo post-operatorios, los pacientes están caminando con ayuda de un zapato especial, sin apenas molestias y con mínima inflamación, gracias a estas técnicas que causan mínima daño a los tejidos y por consiguiente, permiten una recuperación más rápida y cómoda que con otras técnicas.

A los paciente se les deberá entregará una hoja informativa sobre los cuidados post-operatorios de la cirugía de juanetes y dedos en garra y/o martillo así como toda la información necesaria para tener una recuperación rápida y cómoda.

Si usted o alguien que conoce presenta juanetes o deformidades en los dedos, no espera más pues el tiempo sólo agravará el problema.

Es recomendable acudir a un especialista del pie o podólogo para realizar una valoración inicial, y en caso de ser necesario, una cirugía correctora de juanetes y dedos en garra con técnica mínima invasiva o percutánea.

Recuerde que los pies son el pilar fundamental de nuestro cuerpo, pues soportan

Su peso durante toda la vida.

 

Bibliografía

(Bauer et al., 2010)

BAUER, T., BIAU, D., LORTAT-JACOB, A. and HARDY, P., 2010. Percutaneous hallux valgus correction using the Reverdin-Isham osteotomy. Orthopaedics & Traumatology: surgery & research, 96(4), pp. 407-416.

 

(Bauer et al., 2009)

BAUER, T., DE LAVIGNE, C., BIAU, D., DE PRADO, M., ISHAM, S. and LAFFENÉTRE, O., 2009. Percutaneous hallux valgus surgery: a prospective multicenter study of 189 cases. Orthopedic Clinics of North America, 40(4), pp. 505-514.

 

(Brigan et al., 2009)

BROGAN, K., LINDISFARNE, E., AKEHURST, H., FAROOK, U., SHRIER, W. and PALMER, S., 2016. Minimally Invasive and Open Distal Chevron Osteotomy for Mild to Moderate Hallux Valgus. Foot & ankle international, 37(11), pp. 1197-1204.