logo unidad del dolor clínica san roman
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tratamiento para la Neuralgia del Trigémino

29 de mayo de 2023

Este tratamiento es efectivo para tratar el dolor crónico causado por la neuralgia del trigémino: la infiltración de toxina botulínica.

¿Qué es la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino es un trastorno neurológico que causa episodios de dolor facial intenso. Este dolor suele ser provocado por la irritación o daño en el nervio trigémino, que es el responsable de transmitir las sensaciones táctiles de la cara al cerebro. El dolor puede ser desencadenado por actividades cotidianas como hablar, masticar o incluso sonreír.

Tratamiento farmacológico convencional

El tratamiento convencional para la neuralgia del trigémino suele consistir en la administración de fármacos anticonvulsivantes, antidepresivos y analgésicos, que tienen como objetivo controlar el dolor. Sin embargo, en algunos casos, los pacientes pueden experimentar efectos secundarios indeseables o no encontrar alivio suficiente con estos medicamentos.

Infiltración de toxina botulínica: una alternativa prometedora

En la unidad del dolor en Clínica San Román, ofrecemos la infiltración de toxina botulínica como una alternativa de tratamiento para aquellos pacientes que no han obtenido alivio del dolor con los tratamientos farmacológicos convencionales.

La toxina botulínica, comúnmente conocida como bótox, es una sustancia producida por la bacteria Clostridium botulinum. Aunque se asocia popularmente con tratamientos estéticos, también tiene aplicaciones terapéuticas en diversas condiciones médicas, incluida la neuralgia del trigémino.

Tratamiento para la Neuralgia del Trigémino

¿Cómo funciona la infiltración de toxina botulínica?

El tratamiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica en los músculos faciales afectados por el nervio trigémino. La toxina actúa bloqueando la liberación de neurotransmisores responsables de la transmisión del dolor, lo que reduce la actividad del nervio y, en consecuencia, disminuye el dolor.

Ventajas de la infiltración de toxina botulínica

Efectivo en casos de resistencia a los tratamientos farmacológicos convencionales.
Rápido alivio del dolor: los pacientes pueden experimentar mejoría en tan solo unos días después del tratamiento.
Menos efectos secundarios en comparación con los tratamientos farmacológicos.
Puede realizarse de manera ambulatoria, sin necesidad de hospitalización.

Conclusiones

La infiltración de toxina botulínica representa una alternativa novedosa y prometedora para aquellos pacientes que sufren de neuralgia del trigémino y no han encontrado alivio con los tratamientos farmacológicos convencionales. Si usted padece de esta afección y desea conocer más acerca de este tratamiento, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de especialistas.

Compartir

Post relacionados