logo unidad del dolor clínica san roman
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Radiofrecuencia en la Articulación Facetaria

30 de mayo de 2023

La Clínica San Román introduce un tratamiento innovador para el control del dolor en pacientes con afecciones en las articulaciones facetarias: la Radiofrecuencia en la Articulación Facetaria. Este procedimiento de mínima invasión representa una alternativa sobresaliente para quienes buscan mitigar el dolor asociado a la columna vertebral. En el presente artículo, se proporcionará información detallada acerca de este revolucionario tratamiento y se explicará cómo puede ser de beneficio para usted.

¿Qué es la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria?

La Radiofrecuencia en Articulación Facetaria es un procedimiento médico que utiliza ondas de radiofrecuencia para tratar el dolor asociado a las articulaciones facetarias de la columna vertebral. Al aplicar energía de radiofrecuencia en los nervios responsables de transmitir el dolor en estas articulaciones, se logra bloquear la señal del dolor, proporcionando alivio y mejorando la calidad de vida del paciente.

¿En qué casos está indicada la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria?

La Radiofrecuencia en Articulación Facetaria es especialmente útil en casos de:

Dolor crónico en la columna vertebral, como consecuencia de enfermedades degenerativas, lesiones, cirugías o infecciones que afectan las articulaciones facetarias.
Dolor que no responde a tratamientos convencionales como medicamentos, terapia física o infiltraciones.
Pacientes que buscan una solución no quirúrgica y con menor tiempo de recuperación.

En qué casos está indicada la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El procedimiento de Radiofrecuencia en Articulación Facetaria se lleva a cabo bajo anestesia local y sedación leve para garantizar la comodidad del paciente. El médico utiliza un dispositivo especializado que emite ondas de radiofrecuencia y lo guía con precisión hasta los nervios responsables de transmitir el dolor en las articulaciones facetarias utilizando tecnología de imagen médica. Una vez en posición, se aplica la energía de radiofrecuencia a los nervios, interrumpiendo la transmisión del dolor.

¿Cuáles son los beneficios y riesgos asociados?

Algunos de los principales beneficios de la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria incluyen:

Alivio significativo del dolor, mejorando la calidad de vida del paciente.
Menor tiempo de recuperación en comparación con procedimientos quirúrgicos tradicionales.
Procedimiento mínimamente invasivo y seguro.

Aunque la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria es un procedimiento seguro, como cualquier tratamiento médico, existen riesgos asociados, aunque estos son mínimos. Estos pueden incluir:

Infección en el sitio de la inyección.
Sangrado o hematoma en el área tratada.
Reacciones adversas a la anestesia o sedación.

Conclusión:

La Clínica San Román presenta un tratamiento para el dolor asociado a las articulaciones facetarias de la columna vertebral: la Radiofrecuencia en la Articulación Facetaria. Este método representa una alternativa efectiva y segura para aquellos pacientes que no han logrado alivio con tratamientos convencionales o que prefieren evitar procedimientos quirúrgicos más invasivos. Nuestro equipo de profesionales altamente cualificados se compromete a proporcionar atención personalizada y de alta calidad, con el objetivo de garantizar los mejores resultados posibles.”

¿Qué esperar después del procedimiento?

Una vez finalizado el procedimiento de Radiofrecuencia en Articulación Facetaria, el paciente será llevado a una sala de recuperación donde se monitorea su condición. En general, se espera que el paciente experimente una notable disminución del dolor en un plazo de 24 a 48 horas. Sin embargo, cada persona es diferente y los resultados pueden variar.

El tiempo de recuperación es relativamente corto, y la mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades normales en unos pocos días. Es posible que el médico recomiende limitar ciertas actividades físicas por un corto período de tiempo y seguir las instrucciones de cuidado en el hogar.

Seguimiento y mantenimiento:

El éxito a largo plazo de la Radiofrecuencia en Articulación Facetaria puede depender de un seguimiento regular con el médico y la realización de terapia física u otros tratamientos complementarios. En algunos casos, puede ser necesario repetir el procedimiento de radiofrecuencia si el dolor reaparece o no se alivia de manera adecuada.

Compartir

Post relacionados