Espolón en el pie, tratamientos y plantillas

Espolón en el pie

Espolón en el pie o espolón calcáneo  es una calcificación a nivel del hueso del talón que requiere tratamientos específicos y es provocado como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar. Causa bastante dolor en el talón del pie que se puede aliviar con tratamientos o cirugía.

Se trata de la formación de una exostosis ósea (crecimiento óseo en la superficie del hueso) a nivel de la inserción de la fascia, en el calcáneo como consecuencia de un estrés local mantenido en el tiempo. El exceso de peso o una arquitectura muy exagerada del pie pueden acelerar la formación de este proceso. Cursa con fuerte dolor al comenzar a caminar por la mañana o después de un periodo de reposo, que se alivia pasados unos momentos.

El espolón no es doloroso, pero sí lo es la lesión que éste ocasiona en los tejidos blandos adyacentes.

El espolón es más frecuente entre personas que tienen el pie muy arqueado o que sufren sobrepeso, aunque también puede aparecer entre aquellos que realizan movimientos violentos con el pie. Asimismo, el pie plano y las contracturas en el tendón de Aquiles también aumentan la tensión en la fascia plantar, por lo que pueden acarrear la aparición de espolones calcáneos.

SOLUCIÓN ESPOLÓN EN EL PIE

En la Clínica podológica San Román proponemos inicialmente un tratamiento conservador mediante la aplicación de nuestras plantillas ortopédicas hechas a medida y anti-inflamatorios. Este tratamiento ha demostrado tener unos resultados excelentes para reducir la inflamación y el dolor de la zona, porque las plantillas redistribuyen todo el peso del cuerpo en la superficie plantar, relajando de esta forma la estructura musculo-tendinosa del pie.

Cuando el tratamiento conservador no es suficiente para la molestia del paciente, en la Clínica podológica San Román ofrecemos un tratamiento quirúrgico por medio de una cirugía ambulatoria con técnicas de mínima incisión. Por medio de una incisión de pocos milímetros se elimina el espolón y relajamos la fascia plantar, permitiendo la deambulación inmediata a nuestros pacientes. En general, este procedimiento tiene un post-operatorio de unas 3 semanas.

Pida cita ahora para que nuestros médicos especialistas estudien su caso.

 

Enlace de interés sobre Espolones en los pies