Entendiendo el Dolor de Rodilla: Causas y Tratamientos en la Clínica San Román

19 de junio de 2024

El dolor de rodilla es una afección prevalente que afecta a personas de todas las edades, limitando su movilidad y afectando su calidad de vida. En la Unidad de Tratamiento del Dolor de la Clínica San Román, nos especializamos en identificar las causas subyacentes del dolor de rodilla y proporcionar tratamientos personalizados y efectivos.

Causas Comunes del Dolor de Rodilla

1. Lesiones de Ligamentos:

  • Ligamento Cruzado Anterior (LCA): Las lesiones del LCA suelen ocurrir durante actividades deportivas que implican giros bruscos y cambios de dirección.
  • Ligamento Colateral Medial (LCM): Estas lesiones son comunes en deportes de contacto y pueden provocar inestabilidad y dolor significativo.

2. Lesiones de Menisco:

El menisco es un cartílago que actúa como amortiguador entre el fémur y la tibia. Las roturas del menisco pueden ocurrir debido a giros repentinos o movimientos bruscos, causando dolor, hinchazón y movilidad limitada.

3. Artritis:

  • Osteoartritis: Es una forma común de artritis que implica el desgaste del cartílago articular, causando dolor crónico y rigidez.
  • Artritis Reumatoide: Esta enfermedad autoinmune provoca inflamación en la membrana sinovial, causando dolor y destrucción articular.

4. Tendinitis y Bursitis: La inflamación de los tendones y las bursas alrededor de la rodilla puede causar dolor y sensibilidad, especialmente con la actividad física repetitiva.

Diagnóstico del Dolor de Rodilla

Para proporcionar un tratamiento adecuado, es esencial realizar un diagnóstico preciso. En la Clínica San Román, utilizamos un enfoque integral que incluye:

  • Historial Clínico y Examen Físico: Evaluamos los síntomas del paciente y realizamos un examen físico detallado.
  • Pruebas de Imagen: Utilizamos radiografías, resonancias magnéticas (RM) y tomografías computarizadas (TC) para obtener una visión clara de la estructura interna de la rodilla.

dolor de rodilla tratamientos

Opciones de Tratamiento

1. Terapias Intervencionistas:

  • Inyecciones de Corticosteroides: Estas inyecciones ayudan a reducir la inflamación y aliviar el dolor en las articulaciones afectadas.
  • Ácido Hialurónico: Las inyecciones de ácido hialurónico pueden mejorar la lubricación de la articulación y reducir el dolor.

2. Procedimientos Mínimamente Invasivos:

  • Artroscopia: Este procedimiento permite la visualización y reparación de daños en la rodilla a través de pequeñas incisiones.
  • Radiofrecuencia Pulsada: Utilizada para desactivar los nervios que transmiten el dolor, ofreciendo alivio sin necesidad de cirugía mayor.

3. Rehabilitación Física:

  • Fisioterapia: Los ejercicios personalizados ayudan a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y mejorar la estabilidad y movilidad.
  • Terapia Ocupacional: Ayuda a los pacientes a adaptarse a sus actividades diarias y mejorar su calidad de vida.

4. Enfoque Multidisciplinario:

En la Clínica San Román, nuestros especialistas colaboran estrechamente para desarrollar planes de tratamiento personalizados que abordan todas las facetas del dolor de rodilla. Este enfoque integral asegura que cada paciente reciba el cuidado más efectivo y adecuado.

Conclusión

El dolor de rodilla puede ser una condición debilitante, pero con un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado, es posible mejorar significativamente la calidad de vida. En la Clínica San Román, nos dedicamos a proporcionar soluciones avanzadas y personalizadas para el manejo del dolor de rodilla. Si estás experimentando dolor de rodilla, te invitamos a contactarnos para explorar las opciones de tratamiento disponibles.

Para más información sobre nuestros servicios y cómo podemos ayudarte, visita nuestra página web o llámanos directamente.

Compartir

Post relacionados