¿Qué tipos de operaciones de juanetes existen?

El hallux valgus es la deformidad más frecuente del antepié y se caracteriza por una desviación lateral de la base del primer dedo y del primer metatarsiano, dando lugar a la aparición de una protuberancia lateral llamada comúnmente juanete.

Siendo una enfermedad progresiva, su resolución definitiva es siempre quirúrgica. Existen muchas técnicas diferentes, pero desde desde los años 80, se comenzó a desarrollar la cirugía percutánea del pie o también conocido como mínimamente invasiva, que ha reducido la tasa de complicaciones, ha mejorado la satisfacción del paciente porque además de tener unos excelentes resultados,  provee una rápida recuperación y buena tolerancia por parte del paciente.

Operación de juanetes o hallux valgus

Los principales objetivos de la cirugía del hallux valgus son corregir la deformidad del primer dedo,  evitar la aparición de metatarsalgias o la aparición de deformidades asociadas en dedos como los dedos en martillo o en garra. También permite evitar las hiperqueratosis por roce o presión con el calzado. Finalmente, se evitan daños mayores como subluxaciones de las articulaciones del pie.

Todo esto tiene como propósito final restablecer una correcta biomecánica de la marcha, logrando el uso del calzado y eliminado el dolor.

La técnica quirúrgica depende de varias factures:

  • Selección y experiencia del cirujano médico o podólogo especialista.
  • Tipo de deformidad del primer dedo y otras deformidades asociadas.
  • Necesidades o expectativas del paciente.
  • Edad y enfermedades asociadas del paciente.

Las operaciones de juanetes están contraindicadas en caso de :

  • Insuficiencia vascular periférica severa
  • Infección activa del pie

Cualquiera de las técnicas que se decida aplicar, es frecuente usar combinaciones de osteotomías y cirugía de partes blandas para resolver los problemas de los ángulos y deformidades.

Tipos de operaciones para tratar los juanetes

Tenemos la cirugía convencional o abierta de juanetes, de las cuales se han derivado numerosas variantes de acuerdo al defecto, tipo de angulación y combinación de otras deformidades.

La cirugía abierta que se lleva realizando desde hace un siglo. Esta cirugía tiene el problema de causar más daño a los tejidos, tiene más complicaciones de consolidación de partes óseas, rechazo de implantes y cicatrización, así como mayor dolor postoperatorio y una recuperación más larga y dolorosa.

En los últimos 30 años, se ha ido realizando con más frecuencia y mejores resultados la cirugía mínimamente invasiva o cirugía percutánea del pie, haciendo notorias sus ventajas:

  • Menor dolor postoperatorio
  • Inicio precoz de la rehabilitación
  • Deambulación inmediata
  • Regreso a la actividades de la vida diaria en menor tiempo
  • Menor riesgo de sangrado
  • Mínimo daño a tejidos.
  • Cicatriz apenas perceptible.

Previamente a la cirugía, se realiza una historia clínica detallada con un examen físico orientado a definir la magnitud del problema biomecánico. Se hacen radiografías previas para determinar el valor de las angulaciones patológicas y clasificar según su severidad, además de apreciar otros defectos anexos.

La cirugía percutánea del pie está indicada  cuando el hallux valgus es leve o moderado. En general, cuando el ángulo del hallux es menor de 25º. En casos severos donde no es posible realizar cirugía abierta por la edad o antecedentes patológicos del paciente, la cirugía percutánea podría estar indicada. Además, se están desarrollando técnicas para resolver casos más severos con este tipo de cirugía.

La cirugía mínimamente invasiva para hallux valgus también tienen diferente variantes, se pueden describir en general:

  • Operación de juanetes sin osteotomía.
  • Operación de juanetes con osteotomía.

En cualquiera de los casos la duración aproximada es de 45 minutos. Se realizan pequeñas incisiones menores de 3 mm, a través de las cuales se introduce el material quirúrgico especialmente diseñado para este propósito. Durante la cirugía se comprueba la correcta alineación ósea por radiología de baja intensidad (fluoroscopia).

Recuperación tras la operación de juanetes

Después de la cirugía percutánea, el paciente puede deambular solo usando un calzado especial postoperatorio que se suministra en la Clínica San Román. El vendaje que se aplica es funcional y reduce la presión ejercida durante la pisada el antepié.  El vendaje debe permanecer una semana hasta que el cirujano lo retire y comprueba su evolución.

Los tiempos de recuperación son menores con este tipo de cirugía, obteniendo resultados seguros y efectivos.

¿Qué es el hallux valgus y qué son los Juanetes?

El hallux valgus es nombre médico de los juanetes Se trata de una desviación lateral o hacia afuera de la articulación del primer dedo y del metatarso correspondiente (del latín hallux, que significa, “dedo gordo” y valgus «hacia afuera») generando una protuberancia lateral y deformidad en los dedos.

La característica de los juanetes es su progresión, ya que no mejoran espontáneamente ni con medidas físicas.

hallux valgus operacion

¿Cuales son las causas principales de tener juanetes?

Factores extrínsecos:

  • Obesidad o sobrepeso
  • Calzado: se ha demostrado que el uso de calzado de punta estrecha y/o tacón alto, favorece la aparición de hallux valgus.

Factores intrínsecos:

  • Factores genéticos: Se sabe que la herencia juega un papel importante, sobre todo, en los casos de aparición juvenil de los juanetes.
  • Sexo femenino: el 90% de los casos son mujeres
  • Edad: es más frecuente entre los 40 y 60 años.
  • Otras lesiones o variantes en el pie:
  • Metatarso primo varo
  • Pies planos
  • Retracción del Tendón de Aquiles.

¿Qué es la cirugía percutánea de juanetes?

Es una técnica desarrollada en los últimos 30 años, con la finalidad de disminuir el daño a tejidos blandos, reducir complicaciones, con un postoperatorio corto y cómodo.

Cirugía percutánea de juanetes paso a paso

  • Evaluación médica por especialista del pie: la historia clínica detallada con el examen físico y radiológico que permita definir con exactitud las deformidades y sus angulaciones para elegir la mejor técnica quirúrgica.
  • Anestesia: el anestésico local minimiza los riesgos en comparación con las manifestaciones de una anestesia general. Permite que el paciente salga deambulando del quirófano.
  •  Incisiones: se realizan al menos 3 incisiones, la mayor de ellas de 3 mm de longitud, suficientes para introducir el instrumental quirúrgico específico para realizar las osteotomías y corregir los defectos.
  • Radiología: es fundamental durante la cirugía verificar los ángulos y la alineación de los huesos.
  • Vendaje postoperatorio: cuando finaliza la intervención, el vendaje debe mantenerse generalmente una semana. En la primera consulta postoperatoria, se retiran las suturas, se realiza un nuevo vendaje y se procede al control con fluoroscopia.
  •  

Cirugía percutánea de juanetes

  • La cirugía completa tiene una duración media de 60 minutos, dependiendo del estado de salud de cada paciente y del grado de deformidad del hallux valgus.

    Dada la complejidad del problema médico que representa el hallux valgus, esta cirugía debe cumplir los siguientes propósitos:

    • Reposicionar de la articulación metatarsofalángica
    • Reducir el ángulo intermetatarsiano (AIM)
    • Acomodar los sesamoideos en su ubicación normal debajo de la cabeza del metatarsiano
    • Restaurar la capacidad de la primera falange para soportar peso
    • Alinear el hallux a su posición correcta

¿Qué ventajas tiene la cirugía percutánea de juanetes?

  • La cirugía percutánea de juanetes tiene muchas ventajas respecto a la cirugía abierta o convencional, podemos mencionar:

    • Mínimo dolor postoperatorio, durante pocos días.
    • No requiere el inmovilización con escayolas. El vendaje funcional permite cierto grado de movilización desde el primer dia. Generalmente no requiere rehabilitación posterior.
    • Deambulación inmediata, lo cual que disminuye el riesgo de trombósis. Además tiene un efecto positivo para el paciente, que no necesita reposo en cama.
    • Rápida incorporación a la actividad habitual.
    • Menor riesgo de sangrado y infección.
    • Menor daño a tejidos blandos, tendones y ligamentos, por lo que se conserva la movilidad y la estabilidad del pie
    • Mínimas cicatrices con efecto estético positivo.

¿Cuánto dura la operación de juanetes?

  • La duración de la cirugía percutánea del pie para hallux valgus, oscila entre 30 y 90 minutos. Siempre es necesario tomar en cuenta, la severidad de la deformidad o la presencia de otras lesiones asociadas que puedan prolongar el tiempo quirúrgico. Sin embargo, rara vez es mayor de 90 minutos.

    Lo importante de ésta procedimiento es que el paciente está despierto y consciente durante la cirugía y que permite al paciente deambular con su calzado postoperatorio sin inconvenientes.

    La aplicación de la anestesia regional o local es un proceso rápido que no conlleva inconvenientes y permite mantener la zona anestesiada durante la cirugía.

Tiempo previo a la entrada en quirófano

  • El paciente debe acudir a la Clínica San Román alrededor de una hora antes de la operación con el fin de revisar las pruebas y realizar la preparación quirúrgica. El ambiente en la Clínica es cordial, cálido y profesional.

    Los dotores San Román, expertos en cirugía mínimamente invasiva de juanetes y dedos en garra, son pioneros en Europa. Realizan estos procedimiento desde 1979 con excelentes resultados.

Cuidados a seguir en casa después de la cirugía percutánea

    • Elevar los pies para ayudar a la disminución de la inflamación.
    • Aplicar frío local, evitando humedecer el vendaje postoperatorio.
    • Uso exclusivo del calzado postoperatorio especial de la Clínica San Román para hallux valgus.
    • Analgésicos: en los primeros días se puede tomar analgesicos y antiinflamatorios indicados por el especialista del pie.
    • Nunca se debe quitar ni mojar el vendaje.