Corregir dedos en garra y dedos en martillo

dedos en garra y dedos en martillo

Los dedos en garra es una patología habitual en el área de la podología que requiere tratamientos específicos.

Estas deformidades de los dedos del pie están causadas principalmente por desequilibrios en las estructuras musculares y óseas del pie. Las articulaciones afectadas se van deformando progresivamente hasta llegar a ser rígidas y con luxación de la articulación. La incidencia de estas deformidades aumenta con la edad y el sexo femenino llegando a ser hasta 5 veces más común en éste.

Entre las causas de estas deformidades hay que destacar, el tipo de pie, los traumatismos previos, las enfermedades articulares, el tipo de calzado y las enfermedades neuromusculares e inflamatorias.

Los dedos en garra y en martillo deben de ser tratados a tiempo para evitar deformidades de carácter rígido y permanente. En muchos casos, la parte interna de los zapatos roza contra las articulaciones de los dedos produciendo callosidades o bursitis en dichas áreas. En el área plantar del pie, encontramos las cabezas de los metatarsianos que suportan el peso de casi todo el cuerpo, en éste área se desarrollan callos por presión, úlceras y dolor plantar potencialmente incapacitante. Cuando las deformidades alcanzan esta etapa, los dedos se vuelven rígidos, en flexión y sin posibilidad de estirarlos. Por esta razón, es importante el tratamiento y prevención temprana de estas deformidades.

En la Clínica podológica San Román evaluamos el grado de deformidad y proponemos al paciente el tratamiento más adecuado. Empleamos un tratamiento conservador para las deformidades leves o con dolor para evitar que empeoren. Así mismo le recomendamos un calzado blando con espacio para los dedos y evitar zapatos muy ajustados o tacones muy altos. Realice ejercicios de estiramiento de sus dedos. Reservamos la cirugía para los casos con deformidad y dolor importante. En nuestro centro realizamos esta cirugía ambulatoria con técnicas de mínima incisión para la corrección de los dedos en garra y en martillo. Estas técnicas requieren una amplia experiencia por parte del cirujano, así como de una aparatología e instrumentación moderna en un centro que cumpla estrictas medidas de asepsia para obtener un resultado satisfactorio. Debemos destacar la ventajas de la cirugía de mínima incisión:

  • Cirugía ambulatoria que permite al paciente salir andando por su propio pie y sin ayuda.
  • Anestesia local minimiza las complicaciones comparado con otros tipos de anestesias.
  • Una incisión de 2 milímetros ofrece una recuperación rápida y sin apenas molestias.
  • No es necesario introducir cuerpos extraños como agujas que otras técnicas requieren.
  • Menor riesgo de infección y rápida cicatrización del tejido.
  • Excelentes resultados a largo plazo.

Enlace de interés Dedos en Martillo