dedos en martillo
Síguenos en Facebook

¿Qué son los dedos en martillo?

Deformidad que se presenta en un dedo del pie. El dedo en martillo o garra es una patología común especialmente en mujeres, por el uso excesivo de tacones, plataformas y calzado ajustado. Esta práctica afecta a los músculos y deforma las articulaciones de los dedos de manera progresiva y permanente, aunque, también es probable que la deformidad se presente como consecuencia de un trastorno a nivel genético del individuo.

dedos en martillo

El dedo del pie en martillo se caracteriza por manifestarse en uno de los dedos del pie que se dobla hacia abajo en forma similar a una garra o martillo, esta fuerza de flexión anormal ocasiona que los tendones y músculos del dedo se encojan o presionen provocando dolor y falta de movilidad o movilidad nula.

La podología como ciencia técnica, profesional y especializada, puede diagnosticar y dar tratamiento oportuno a esta y a otras alteraciones que perjudican la salud de los pies. Podemos decir con firmeza que si hay una parte de la fisiología humana a la cual se debe prestar mayor vigilancia es sin duda los pies. No porque estos constituyan zonas más importantes que el resto de la anatomía, sino porque es común encontrarse con pacientes que manifiestan descuidar la salud de sus pies y se responsabilizan por los padecimientos que presentan, por ello, instamos a conocer cuales son los mejores tratamientos para los dedos en martillo, una dolencia corriente pero significativa, si queremos equilibrar nuestro nivel de salud integral.

Tratamientos comunes


EL mejor tratamiento es la prevención de las deformidades de los dedos. Entre las buenas prácticas que se utilizan para corregir la dolencia debemos señalar, el evitar el uso de calzado inapropiado o muy ajustado, practicar ejercicios suaves de estiramiento en la zona afectada, fisioterapia y protección de articulaciones.

Sin duda, una vez instaurada la deformidad, el único tratamiento para corregir las deformidades de los dedos en garra o dedos en martillo, es la corrección quirúrgica por medio de cirugía. Estos procedimientos buscan corregir y enderezar las articulaciones o reubicar la posición de los huesos a través de diferentes procedimientos quirúrgicos.

Normalmente, las cirugías realizadas en pacientes con un cuadro severo de la afección, son cirugías ambulatorias de mínima incisión o percutánea. Un examen físico bastará para descartar o diagnosticar este padecimiento, de esta forma, un médico especializado será capaz de detectar cualquier anomalía e indicar las medidas correctas a tomar en cada caso para reducir el dolor y la deformación.

Síguenos en Facebook