Pies bonitos y saludables durante todo el año: Estas son las recomendaciones que debes seguir

1 de octubre de 2020

Tener unos pies bonitos y saludables es el deseo de muchos, pero por desgracia no prestamos suficiente atención para conseguirlo. Tus pies requieren cuidado diario, así como lo necesita tu cabello, dientes y rostro.

Recuerda que todo el peso de tu cuerpo descansa sobre tus pies, por lo tanto, el calzado que eliges y el cuidado que dedicas a esta parte de tu cuerpo se refleja en tu salud general.

A continuación te damos algunas recomendaciones profesionales que te orientarán en el cuidado de los pies durante todo el año:

Para tener unos pies bonitos y saludables debes elegir el calzado adecuado

El calzado es clave para mantener nuestros pies bonitos y saludables. Asegúrate de comprar zapatos que sean de tu talla, tomando en cuenta que deben ajustarse pero no deben apretar demasiado para no causar inflamación y deformaciones.

También es importante elegir los zapatos en función de la estación del año y del clima. El frío puede resecar la piel de tus pies y generar sensación de entumecimiento, mientras que el calor excesivo favorece el desarrollo de bacterias y hongos.

Utiliza botas cerradas e impermeables durante el invierno y zapatos más frescos durante el verano. Realiza una limpieza profunda en cualquier tipo de calzado por lo menos una vez al mes, y si se ensucian con barro o agua de lluvia lava inmediatamente.

Si realizas alguna actividad deportiva deberías comprar unas zapatillas adaptadas al tipo de actividad que vas a realizar, por ejemplo, si sales a correr utiliza botas especiales para el running.

pies bonitos en calzado adecuado

Crea una rutina de higiene y cuidado de los pies

Lava tus pies diariamente para retirar el sudor y la suciedad que se acumula a lo largo del día, de esta manera se evita la proliferación de patógenos. Además de tener unos pies bonitos y saludables minimizas las probabilidades de desarrollar mal olor.

También es necesario el uso de cremas humectantes para mantener la piel saludable, evitando la resequedad, las callosidades y las pequeñas cortaduras propias de una piel maltratada.

Una vez al año reserva una cita con un médico podólogo

La mayoría de personas acude una vez al año al oftalmólogo, al dentista y al médico general para revisar su estado de salud, este mismo cuidado deberías tener con tus pies asistiendo a una revisión anual con un podólogo.

Un médico podólogo es un profesional que revisa la salud de tus pies. Una de las valoraciones que se hacen en una consulta es la forma en la que pisas, es decir, la manera en que apoyas el pie al caminar.

Cuando el pie no se apoya de la manera correcta las rodillas, espalda baja, cadera y tobillos se ven afectadas por la descarga de peso, por esto es necesario que acudas con un profesional que además puede tratar cualquier problema como uñas encarnadas, hongos y resequedad.

La clave para lograr unos pies bonitos y saludables es tener un cuidado específico para esta parte de nuestro cuerpo. Recuerda que se trata de tu apoyo y soporte, lo mejor que puedes hacer es mantenerla en buen estado.

 

sello informacion medica de confianza clinica san romanArtículo elaborado por la Clínica San Román 

1-10-2020

Compartir

Post relacionados