logo unidad del dolor clínica san roman
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tratamiento del dolor mediante Infiltración en Articulación Sacroilíaca

19 de mayo de 2023

Infiltración en Articulación Sacroilíaca

Este artículo tiene como objetivo informar a nuestros pacientes sobre este innovador procedimiento, cómo funciona y cómo podría beneficiarles en el alivio del dolor asociado con la articulación sacroilíaca.

 

¿Qué es la articulación sacroilíaca?

La articulación sacroilíaca (ASI) se encuentra en la región de la pelvis y conecta el hueso sacro (la base de la columna vertebral) con el hueso ilíaco (que forma parte de la cadera). Esta articulación es responsable de la transferencia de peso entre la columna vertebral y las piernas y ayuda a amortiguar los impactos en la parte inferior del cuerpo. El dolor en esta área puede ser causado por una serie de factores, como la inflamación, lesiones, cambios degenerativos, embarazo o esfuerzos repetitivos.

 

¿Qué es la infiltración de la articulación sacroilíaca?

La infiltración de la articulación sacroilíaca es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza para aliviar el dolor asociado con la ASI. Durante este procedimiento, un médico especialista administra un medicamento (generalmente una combinación de un anestésico local y un esteroide) directamente en la articulación sacroilíaca utilizando una aguja guiada por rayos X o ultrasonido. El medicamento ayuda a reducir la inflamación y el dolor en la articulación.

Infiltración en Articulación Sacroilíaca
Infiltración en Articulación Sacroilíaca

 

Beneficios de la infiltración de la articulación sacroilíaca

Algunos de los beneficios de la infiltración de la articulación sacroilíaca incluyen:

Alivio del dolor: La infiltración de la ASI puede proporcionar un alivio significativo del dolor en pacientes que padecen condiciones dolorosas en la región de la pelvis.

Mínimamente invasivo: Al ser un procedimiento mínimamente invasivo, la infiltración de la ASI conlleva menos riesgos y complicaciones en comparación con la cirugía abierta.

Recuperación rápida: La mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades normales poco después del procedimiento, aunque se recomienda evitar movimientos extenuantes durante unos días.

Diagnóstico y tratamiento: La infiltración de la ASI no solo ayuda a aliviar el dolor, sino que también puede ser útil para diagnosticar la fuente del dolor.

 

¿Quiénes son candidatos para este procedimiento?

Los candidatos ideales para la infiltración de la articulación sacroilíaca son aquellos que experimentan dolor en la región de la pelvis y dolor de la zona lumbar baja y han intentado otros tratamientos conservadores sin éxito. Sin embargo, cada paciente es único y se requiere una evaluación médica completa para determinar si este procedimiento es adecuado.

En nuestra clínica, estamos comprometidos a brindar a nuestros pacientes la atención más avanzada y personalizada. Si experimenta dolor en la región de la pelvis y cree que podría beneficiarse de la infiltración de la articulación sacroilíaca.

Compartir

Post relacionados