sabañones
Síguenos en Facebook

A medida que llega el frío aumentan los problemas de sabañones o congelaciones de los pies.

En Clínica San Román nos dedicamos al cuidado de los pies por ello ofrecemos algunos consejos para evitar congelaciones provocadas por el frío en los pies por motivos de estar en sitios de montaña, sitios con baja temperatura o por realizar deportes de invierno.

Se tiene que aclarar que no es lo mismo congelar el pie con la hipotermia. La hipotermia es un problema de la temperatura corporal de todo el cuerpo con peligro de muerte. En este artículo hablamos de los sabañones que se corresponde con una inflamación bajo la piel de las extremidades del cuerpo en este caso de los pies producido por el frio continuo o humedad.

 

sabañones pies

¿Qué influye en la aparición de los sabañones?

1. Influye el tiempo de exposición del frío. Más tiempo más posibilidad de padecer congelación en los pies.

2. La humedad provoca que el frío sea más intenso

3. La sensación térmica por el viento. Un ejemplo es encontrarse a temperaturas bajo cero con vientos fuertes puede provocar sensaciones térmicas de -30 grados.

4. Inmovilización del pie. A menos movimiento del pie con el frio más posibilidad de congelación, en el caso de personas que realizan Ski las botas no deben impedir la movilidad del pie.

5. Materiales de la ropa. El abrigarse es importante, en deportes de invierno equiparse con materiales de calidad.

6. Influye también si ya de por sí se sufre algún problema vascular

7. Hipoxia (falta de oxígeno en sangre) una afección que aumenta la aparición de sabañones por bajas temperaturas.

¿Quién es más vulnerable?

Los ancianos y los niños son los más vulnerables por el bajo nivel de defensas que se encuentran en esas edades provocando sabañones (el grado de congelación menos grave).

¿Qué hacer si aparece un sabañón?

1. Si tenemos la ropa húmeda cambiarla rápidamente por ropa seca

2. No beber alcohol, aunque sea lo habitual en ocasiones que hace mucho frio

3. No fumar, por el aumento del dióxido de carbono en sangre

4. En un recipiente con agua meter el pie a una temperatura corporal normal de 36 grados durante 20 minutos.

5. Elevar el pie

6. Si aparece ampolla no retirarla y sobretodo acudir al podólogo.

Síguenos en Facebook